Samuelito Formell… el hijo de Juan

No existe hoy en Cuba, otro músico que tenga más presión que Samuelito Formell… Son obvias las causas, más allá de direccionar el futuro de la orquesta Los Van Van, su responsabilidad es procurar la estabilidad de un símbolo, velar por la supervivencia de un mito. Por eso me acerco a él con la intención de actualizar las noticias sobre la mítica orquesta.


Samuelito… ¿cuál crees que fue la mejor lección que tu padre te dio para dirigir Los Van Van, cuando te tocara?

La lección más grande fue verlo, desde que yo era un niño, montando los temas, dirigiendo los discos, cuando componía en la casa, cuando hacia los arreglos… desde muy chiquito me encantó la música que hacía mi padre. Después empecé a estudiar Música y escogí la percusión; entonces siempre yo estaba detrás de Changuito…. Pienso que es la mayor lección, la natural, la que da la influencia, la que quedó plasmada en mí para toda la vida. Después que él decidió que yo dirigiera la orquesta, también fue estar al lado de él siempre, darme la oportunidad de verlo dirigir las producciones de tantos discos, no solo de Los Van Van, sino lo que hizo con Virulo, con Silvio, con Pablo, la música para la película Los pájaros tirándole a la escopeta… Yo, de niño, pude disfrutar todo eso, él haciendo la música y después yéndome con él al Estudio. Es que andaba pa’ arriba y pa’ abajo con él, así me enseñó muchísimo, sin yo saberlo, para que después yo supiera qué cosa era dirigir un disco… una orquesta.

Dicen que cada maestro tiene su librito… como director, ¿cuál es el tuyo con Los Van Van?

El librito para dirigir la orquesta no ha cambiado mucho en relación con el que mi padre impuso. Lo más necesario es la disciplina. Con la disciplina tú llegas… Cuando hay una disciplina las ideas musicales surgen, hay buena energía y todo funciona. En la parte de dirigir la orquesta, ya en lo musical, es muy importante el tipo de música que hacemos, el aire de cada tema; es fundamental, parece algo sencillo, pero no lo es. Todos no son iguales… y si no logras el aire que lleva, quizás el público no lo baile y eso es lo peor que nos puede pasar… En la forma de montar las obras, quizás haya diferencias; yo trabajo primero la base, mi padre montaba los temas con todos los músicos juntos. Yo prefiero primero montar la base como se hace en el Estudio, ver los detalles que se puedan cerrar con la base, porque esos son los cimientos de una canción… y, bueno, después, los arreglos para los instrumentos los pulo de otra forma.

Están en estos momentos grabando el nuevo disco con la EGREM, ¿que trae Los Van Van en su 45 aniversario?

Mi padre trabajó mucho en este disco nuevo…. siempre lo llamó “La fantasía”; porque cuando fue a la premiación de los Grammy Latino, quiso regalarse ver los espectáculos de Las Vegas… el mago David Copperfield y otros. Él quedó muy impresionado con esas cosas que no puedes imaginar que puedan suceder, sabes… y te hacen vivir por un momento, una gran fantasía, como él decía. Vino con ese concepto, que el mundo es una fantasía, y que a veces uno tiene que ser fantasioso en muchas cosas. Empezamos a buscar los temas para el disco, y poco antes de lo que sucedió, ya estaban escogidos. Pero a algunos no se les había hecho todavía el arreglo, otros se pensaban de una forma, y han terminado diferentes, y para otros, su idea final no llegó…

Mira hay algo muy bonito… él tenía previsto hacer algo con un tema de mi abuelo, todavía no lo vamos a hacer porque no tengo bien claro lo que mi padre quería, pero estoy revisando algunas grabaciones que mi padre hizo en la casa, para tratar de encontrar más de lo que me contó, que me dé más claridad, por lo que ese tema lo incluiría ya en otro disco. Ninguno se llamaba “La fantasía”; pero recordé que él le hizo un tema a Luna Manzanares, todo el texto es una fantasía, habla sobre un pianista que toca en teclas de colores; y yo para justificar el título le puse “La fantasía”, y aprovecharemos la voz de mi padre cantándolo, y se le suman la voz de Yenny y la Camerata; es un arreglo del pianista nuevo… es una cosa bellísima. Será un disco que va a impactar; hay 4 temas de Juan Formell, un tema de Mandy que se estrena como compositor y será el openning del disco, y es uno de los que mi papa más trabajó, se llama “Añejo”, que habla del songo, de Los Van Van. También dos de Leliebre, dos de Robertón, dos míos, uno de mi hermano Juan Carlos y un tema de Juancito.

¿Cuándo estará listo?

Se quiere que salga en diciembre, por los 45 años de la orquesta, estamos presionados con el tiempo, porque tenemos muchos compromisos. Queremos, por lo menos, sacar un single con uno, o quizás dos temas, en el concierto que daremos en P y 23, el 4 de diciembre
–en el mismo lugar donde fue el primer concierto de Los Van Van–, y que esté el disco completo antes de fin de año.

Cuando Los Van Van cumplan 50 años, ¿qué quisieras que dijera el público bailador?

¡Uh! Que sigan diciendo que hay Van Van pa’ rato, pa’ mucho tiempo, que esa historia nunca muera, porque ha pasado a ser un símbolo patrio, una insignia de Cuba, y para la música cubana. A través de la historia, así ha pasado con orquestas como La Aragón y otras que son grandes; pero en la etapa que empezó Los Van Van, creo que mi padre hizo que cambiara mucho el concepto de la música cubana y el pueblo se enamoró de tal forma, que mira está esa frase que dice: “no te hagas el van-van”, es como decir “¡es lo más grande!, ¡es lo mejor!”, y eso es lo que lleva el pueblo. Cuando veo lo que pasa con La Colmenita, interpretando una música que en su mayoría tiene 45 años ya, y ver que esos niños puedan ejecutarla prácticamente con el mismo sabor y, a la vez, que los niños que los van a ver a ellos, quieran bailarla y cantarla, eso es algo muy grande.
Los Van Van en la Actualidad

Hace un rato hablamos de Los Van Van como un símbolo patrio. ¿Que significa para ti y para la orquesta ser un símbolo de Cuba?
Un gran compromiso, con la patria, con el pueblo de Cuba; desde que te levantas el pueblo te pregunta qué estás haciendo, te dicen: “no se pueden caer”… es un compromiso que tienes, no es un problema, ni una preocupación, pero tienes que estar arriba de eso; es algo muy bonito, es un legado que dejó mi padre y hay que defenderlo. Tengo una responsabilidad super-grande, y hacer que esta orquesta no se caiga, es lo más importante para mí.


Elsidia Gonzalez
http://oncubamagazine.com

Videos del Mundo Salsero

Loading...