Al Escobar: Piano Barranquillero

Barranquilla, Domingo 9 de Sept 2007
Al Escobar: Piano Barranquillero

Para cualquiera que se diera el trabajo de indagar en la historia del jazz latino, era casi seguro encontrarse con el dato de que había existido o existía un pianista colombiano —barranquillero para más señas— de nombre Al Escobar que había tocado con las orquestas de Pupi Campo, Tito Puente y Tito Rodríguez. Pero eso era todo, no aparecían más datos sobre su vida ni sobre su actividad musical; nadie agregaba nada más, al punto que empezó a pensarse que se trataba de otro de esos casos de mitología popular que ocurren con frecuencia y que aseguraba la perfecta coartada para tener a un músico de Barranquilla en la nómina sagrada de los pianistas fundadores del Latín jazz.

Hasta que el licenciado Néstor Emiro Gómez lo halló en Los Ángeles y le hizo una extensa entrevista que aterriza y encarna a nuestro personaje con unas raíces musicales muy nuestras y una trayectoria definitiva para enriquecer la historia del jazz en Colombia.

Esta es la vida del arreglista y compositor barranquillero invitado a Barranquijazz 2007, el maestro Al Escobar…

En 1944, en plena Segunda Guerra Mundial y cuando apenas contaba con 15 años de edad, álvaro Escobar se escapó de su casa para enrolarse en el ejército de los Estados Unidos. Rescatado por sus familiares y enviado de vuelta a Barranquilla, el joven conoció a Pacho Galán y a algunos miembros de su orquesta como el pianista Alfonso Meza, con quien hizo una provechosa amistad mientras tomaba clases de piano con el maestro Aurelio Vásquez Pedrero, uno de los pedagogos musicales más reconocidos de la ciudad

Por ese entonces el joven armó con otros amigos músicos un pequeño grupo que fue escuchado por el dueño de Emisoras Unidas, el maestro Rafael Roncallo Vilard, quien los invitó a tocar en algunos programas de esa radiodifusora. De regreso a Nueva York, Escobar se hizo miembro de la Unión Americana de Músicos y estuvo en varios trabajos hasta que ingresó a la Orquesta de Pupi Campo bajo la dirección de Tito Puente, para pasar más tarde a ser pianista de la propia orquesta de Puente, con quien estuvo durante dos años en una agitada actividad en vivo en el famoso salón de baile El Palladium y en algunas grabaciones.

Álvaro Escobar, o Al Escobar como llegaría a ser mejor conocido este pianista, había nacido en Barranquilla en 1929. En esta ciudad tuvo sus primeros contactos con la música a instancias de su padre, Gabriel Escobar Casas, músico sinfónico tolimense radicado en Barranquilla que a la sazón era el director de la banda de la Policía Nacional. El pequeño empezó a leer música entonces desde muy temprano y a los siete años de edad se fue a vivir con sus padres a los Estados Unidos.

A los 21 años, de regresó a Colombia, hizo las veces de pianista por una breve temporada en el Patio Andaluz del Hotel El Prado en Barranquilla. En Cali organizó en 1952 la primera orquesta de su carrera llamada los Piccadilly Boys, el mismo nombre de la primera agrupación de Tito Puente de la que Escobar hizo parte entre 1947 y 1948.

En aquellos años Al Escobar no podía dejar de lado la escena musical estadounidense. De vuelta a Norteamérica se desempeñó como free lance en el ambiente musical neoyorquino, veces para las orquestas de Machito, Miguelito Valdés, La Lupe y Ease Morales. Pronto se convirtió en el director musical y arreglista de la orquesta que acompañaba a la gran diva negra de la música norteamericana de esos años: Eartha Kitt, actriz, cantante y estrella de cabaret todavía vigente hoy.

Luego de esas experiencias se unió al famoso bongosero Jack Constanzo, con quien grabó el primer disco con su nombre titulado Escobar Ritmo Mágico, para después trasladarse a Los ángeles, en donde estuvo en diferentes actividades musicales hasta 1965. Un nuevo periplo a Puerto Rico lo haría administrador de un célebre sitio nocturno de un hotel en San Juan en el que tuvo la oportunidad de reencontrarse con su amigo Tito Puente, quien le ayudó a conformar una banda. Además, el propio timbalero llevo al barranquillero consigo para una serie de compromisos en Puerto Rico.

De regreso a los Estados Unidos Al Escobar se estableció durante muchos años como pianista de los grandes cruceros de placer de la Royal Caribbean. A sus 76 años vive en la actualidad en la ciudad de Los ángeles.

Información tomada del libro Jazz en Colombia: desde los alegres años 20 hasta nuestros días, de Enrique Muñoz Vélez. Con datos de la entrevista del Licenciado Néstor Emiro Gómez con Al Escobar, difundida por el programa Jazz en clave Caribe de Uninorte F.M. Stereo.

----------
Nestor E. Gomez


Videos del Mundo Salsero

Loading...